fbpx

Plutón, Eris y el significado evolutivo del COVID-19 (Artículo de Steven Forrest, publicado el 21-03-2020, en «Forrest Astrology»

Plutón, Eris y el significado evolutivo del COVID-19 

(Artículo de Steven Forrest, publicado el 21-03-2020,

en «Forrest Astrology«,

Traducido por Mónica Gobbin, con permiso del autor)

Mientras escribo estas palabras, estoy en una cuarentena voluntaria. Sospecho que muchos de ustedes también lo están. Es lo que hay que hacer. Algunos de ustedes se han puesto en contacto conmigo, preguntándose acerca de la astrología detrás de la pandemia, cuánto durará y qué tan malo puede llegar a ser. No sé las respuestas a las dos últimas preguntas, pero echemos un vistazo al espejo cristalino de los cielos y veamos qué podemos aprender sobre la primera: por qué el Covid-19 está sobre nosotros en este momento. Creo que al menos podemos tener una idea de su propósito.

Muchos astrólogos han estado señalando con el dedo acusador al «embotellamiento» planetario actual en Capricornio, con la conjunción Saturno-Plutón como el principal culpable, y la ayuda que ahora esta prestando Marte. Neptuno en Piscis también tiene una correlación con el contagio, como Maurice Fernández ha enfatizado. Todo eso es astrología sólida, pero deja de lado una pieza importante del rompecabezas, una cuyo significado nos ha estado golpeando la cabeza desde 2005, pero que los astrólogos aún tienden a ignorar. Ese es el planeta (enano*) Eris, que actualmente hace cuadratura a la conjunción Plutón-Saturno, y lo hace desde el  inquieto signo de Aries. Eso es lo que quiero explorar contigo en este boletín. Creo que  la cuadratura de Eris-Plutón es en realidad el corazón del asunto.

Probablemente, muchos de ustedes apenas se dan cuenta de Eris. Todavía no ha recibido la prensa que merece en la comunidad astrológica. Permítanme ser el primero en admitir que todavía no lo he integrado adecuadamente en mi propia enseñanza y asesoramiento. Es un gran error, ya que creo que veremos claramente a la luz de las huellas digitales inconfundibles de Eris en la situación viral actual.

En un momento, ofreceré una introducción rápida a este nuevo planeta solo para ponernos al día a todos, pero primero, permítanme presentarles algunas fechas: Eris y Plutón forman cinco cuadrados antes de que Plutón avance hacia los grados decrecientes de Capricornio. Este año, las fechas de las cuadraturas son el 26 de enero, el 14 de junio y el 10 de diciembre. Las fechas en 2021 son el 27 de agosto y el 9 de octubre.

Dado que ambos planetas se mueven muy lentamente, los cinco contactos ocurren dentro de un espacio de aproximadamente un grado, entre 23°14 ‘y 24°18’ de Aries y Capricornio. Si tienes planetas allí, agárrate fuerte. Eris ha estado en Aries desde 1925, por cierto. No tocará la cúspide de Tauro hasta junio de 2044. Eris no solo es realmente lenta, sino que también está en la parte más lenta de su órbita, cerca del afelio. (Tenemos una rara oportunidad aquí para pensar en Plutón como un movimiento rápido). Eris es un poco más pequeña, pero un poco más masiva que Plutón. También está mucho más lejos en el espacio. Le lleva 559 años orbitar al Sol una sola vez, en comparación con los 248 años de Plutón.

Los astrónomos clasifican a Eris como un «planeta enano», al igual que Plutón, y dado que pocos astrólogos que trabajan se atreverían a «enanos» la importancia de Plutón, tiene sentido que demostremos un respeto similar por Eris.

En septiembre de 2016, escribí un extenso boletín sobre Eris. Debido a que quiero avanzar rápidamente hacia un vistazo a la situación actual de Covid-19, solo quiero decir algunas breves palabras introductorias sobre este planeta recién descubierto para ponernos en marcha, y luego ir al grano. Si desea una imagen más completa, puede ir a forrestastrology.com e ingresar «La conjunción actual de Urano-Eris» en el motor de búsqueda para recuperar ese boletín anterior. Es mucho más detallado que lo que escribiré aquí, y da una razón más de por qué he llegado a creer lo que creo sobre esta nueva adición a nuestro vocabulario astrológico.

En la mitología griega, Eris de hecho es una diosa dura . Comencemos con el hecho de que ella es la hermana de Marte. Ella se deleita en «los gemidos de los hombres que mueren en la batalla». Ella «va entre ellos, aumentando su dolor». Los romanos la llamaron Discordia, un nombre que funciona incluso mejor que Eris. Ella siembra discordia donde quiera que vaya. Por ejemplo, ella sola fomentó la guerra de Troya y se echó a reír. Nuevamente, si estás interesado, puede leer todo sobre eso en ese boletín anterior.

El principio más confiable que he encontrado en astrología es que cada frente tiene una espalda. En otras palabras, cada símbolo tiene un propósito superior, así como un lado oscuro. La competitividad viciosa es el lado oscuro de Eris. A Ella le gusta ganar, pero no tanto como le gusta verte perder.

Su lado positivo radica en la forma en que la competencia puede resaltar la excelencia de una persona. Al escribir sobre Eris, el poeta griego Hesíodo, señala que se activa mucho esfuerzo y creatividad cuando «el alfarero está enojado con el alfarero, y el artesano con el artesano y el mendigo está celoso del mendigo y el trovador de trovador». Como resultado de su competitividad, todos podrían simplemente hacer un esfuerzo para mejorar. Puede que no sea bonito, pero todos obtenemos mejores ollas y mejor música.

Plutón probablemente te sea más familiar que Eris. Trabajando en su mejor momento, el «Señor del Inframundo» ayuda a traer material inconsciente a la superficie. Plutón es la parte de nosotros que puede enfrentar directamente verdades difíciles. Pero cuando, en cambio, respondemos débilmente a Plutón, esas verdades difíciles se manifiestan en su vida en lugar de aparecer en tu cabeza y corazón en forma de ideas liberadoras. En esos momentos, la Sombra agarra el volante. Nos lastimamos y a menudo también lastimamos a otras personas.

La cuadratura  que une a Plutón y Eris es un aspecto de fricción. La fricción puede ser creativa, y a menudo es muy motivadora. Pero con cualquier cuadratura, también podemos ver potencialmente dos planetas sacando lo peor del otro. Y, dada la naturaleza tensa de Plutón y Eris, el peor de los casos es una perspectiva aterradora. Quiero mirar al diablo directamente a los ojos aquí, pero prometo que antes de que terminemos, también consultaremos a algunos ángeles. Nada en astrología sucede sin un propósito superior. Eso es cierto de este cuadratura de Plutón-Eris. También es cierto con respecto a la crisis de Covid-19 que creo que esta cuadratura nos ha traído.

Aries, donde se encuentra Eris, es un signo de orientación propia. Se trata de nuestro derecho a comportarnos de manera autónoma, establecer límites y defenderlos. Se caracteriza por un alto grado de autonomía. (También se puede ver esa calidad muy claramente en la resonancia natural entre Aries, el primer signo del zodíaco y la primera casa).

Deja que todas esas declaraciones sobre Aries disfruten de cierta ambigüedad. Permítales ser potencialmente buenas y potencialmente malas. En pocas palabras, todos estaríamos en problemas si nunca fuéramos capaces de ser egoístas, pero un poco de eso es muy útil.

Capricornio, donde yace Plutón, tiene una resonancia natural con la décima casa, y por lo tanto se correlaciona con nuestra relación con el gran mundo: sociedad, gobierno, el espíritu de los tiempos, estilos y modas, instituciones públicas, junto con el peso de las costumbres. Y tradiciones.

Con Plutón allí, ese gran mundo de Capricornio se ha visto bastante plutoniano en el sentido más oscuro desde 2008. Hemos visto mucho dolor y problemas en todas partes. Capricornio respeta la tradición.  Por lo tanto, está naturalmente relacionado con el conservadurismo en el sentido amplio de la palabra. Plutón saca a relucir el lado oscuro de cualquier signo en el que se encuentre. ¿Quién puede dudar de que hemos sido testigos de las dimensiones sombrías del conservadurismo en todo el mundo durante los últimos doce años? Ha sido un buen momento para ser un tirano, y no un buen momento para ser vulnerable o estar en desventaja.

¿Y quién puede dudar de que, no solo con Plutón, sino también con Saturno, Marte y Júpiter en Capricornio, el gran mundo se ve particularmente aterrador en este momento? Eso no es solo por el virus Covid-19, sino que el virus encapsula muy bien el punto. A la luz de lo que todos sabemos de Capricornio como un arquetipo invernal (1), solitario y disciplinado, para comprender esta encapsulación, solo necesitamos enumerar las realidades actuales obvias generadas por la pandemia: se nos exhorta a aislarnos y evitar el contacto. Debemos renunciar a los placeres sociales, como comer en restaurantes o reunirse con amigos. No hay conciertos, no hay eventos deportivos. La austeridad reina. Bienaventurados los que tienen papel higiénico, una situación que era literalmente inimaginable hace solo unas semanas. Si tenemos dinero, está desapareciendo rápidamente. Muchas personas enfrentan la posibilidad de morir de hambre o de ser expulsadas de sus hogares. Y que Dios tenga piedad de aquellos que son «vulnerables o en algún modo desfavorecidos».

Mientras tanto, toda esa presión de Plutón en Capricornio está afectando a Eris a través de ese aspecto duro de cuadratura, y no olvidemos que Eris se encuentra en Aries, que en sus potenciales más oscuros es el signo más enojado, más violento y más egoísta del zodíaco. Aquí hay algunas buenas reglas generales: no molestes a Eris. No intentes decirle lo que puede hacer y lo que no puede hacer. No fuerces las reglas sobre ella. Y, por supuesto, eso es exactamente lo que Plutón está haciendo, y lo hace de una manera que refleja una mezcla de justicia y corrupción. ¿Cómo se siente Eris al respecto? ¿Y cómo va a reaccionar Eris?

Como hemos visto, Plutón siempre revela la verdad de una forma u otra, ya sea en forma de realizaciones liberadoras o en forma de personas que «acting out» (2) sus heridas. Como una ilustración de la actuación, en un tiempo plutoniano, el niño que alguna vez fue maltratado físicamente se encuentra golpeando a su propio hijo. No tiene por qué ser así, pero a menudo es – estadísticamente, ser golpeado mientras se crece, a menudo se correlaciona con golpear a sus propios hijos más adelante.

¿Qué pasa con el terreno plutoniano más alto? Ese mismo niño adulto, por ejemplo, ingresa a la terapia bajo el estímulo plutoniano y trata eficazmente su dolor y su ira.

Permítanme agregar una perspectiva más aguda, una que debemos comprender si queremos entender cómo funciona Plutón en la vida real: tal vez ese niño adulto realmente golpea a su hijo, y está tan conmocionado y humillado por su propio comportamiento que luego busca psicoterapia.

A veces, en otras palabras, el «acting out» es el desencadenante de la curación final. No es bonito, pero a veces funciona. A veces necesitamos aprender las cosas de la manera difícil. Y tengo la sensación de que hay mucho de eso en este momento.

Vayamos al punto en términos de cómo este cuadrado de Plutón-Eris se relaciona directamente con la pandemia. Para hacerlo, contemplemos una escena tristemente familiar y profundamente emblemática del estado actual del mundo: alguien ha tomado egoístamente cada botella de desinfectante para manos en la farmacia. ¿Por qué se comportaría tan insensiblemente? Obviamente está reaccionando a su miedo a ser infectada con el virus. En términos más generales, teme todo lo simbolizado por Plutón en Capricornio: siente que el gran mundo lo está atacando y que su única defensa es convertirse en el Eris La Oscura. Se comporta egoístamente, atesorando el desinfectante de manos, sin importarle si, como resultado de sus acciones, otros no tienen ninguno. Lo hace porque tiene miedo, no porque sea inherentemente cruel.

El efecto de su egoísmo es que su comportamiento ha propagado el virus al evitar que otras personas se cuiden. En su miedo a los peligros del mundo, en su temor egoísta, esa persona ha hecho de su mundo un lugar más peligroso, no más seguro. Ahora tiene más probabilidades, no menos probabilidades, de infectarse. Este es un claro ejemplo de Plutón y Eris interactuando de una manera que resalta las peores cualidades de cada uno de ellos.

La conclusión es que, como dicen todos los sabios expertos y médicos, estamos todos juntos en esto. Nuestra única defensa contra Covid-19 es unirnos como comunidad. Solo cuidándonos unos a otros podemos cuidarnos de manera efectiva. Eso no es filosofía; eso es ciencia médica, sin mencionar una fuente bastante profunda de espiritualidad. .

¿El significado de la cuadratura de Plutón-Eris de 2020 y 2021? Nuestra adicción colectiva a nuestra separación entre nosotros ha alcanzado una masa crítica. Nos está alcanzando. La humanidad ha manifestado esta enfermedad como un espejo de esa crisis espiritual. Es pura sincronicidad. Nada sucede en astrología a menos que tenga que suceder. Otra forma de decir lo mismo es que todo lo que sucede en el cielo refleja una necesidad evolutiva. Nada astrológico debería ser considerado simplemente como mala suerte, o buena suerte, para el caso. Siempre tienen un propósito. Colectivamente, necesitamos este virus. Paradójicamente, podría ser muy bueno para nosotros.

Como Hesíodo nos dijo hace milenios, la competencia hace mejores alfareros y músicos. Quien crea una vacuna o medicamento eficaz para Covid-19, sin duda, se volverá fabulosamente rico. Quizás no deberíamos envidiar esa prosperidad a nadie. Nuevamente, en palabras de Hesíodo, «Esta lucha es saludable para los hombres». Que comience la carrera por esa fortuna. Estoy seguro de que ya lo ha hecho. El egoísmo y la competencia pueden aprovecharse para el bien colectivo. Nunca debemos olvidar esa cara de Eris. Esto se debe en parte a que es simplemente cierto, pero más profundamente, si hacemos que Eris sea «mala», nos hemos metido en un error astrológico catastrófico: hemos despojado a un símbolo de su propósito superior, dejándolo con solo una interpretación negativa.

Vale la pena aclarar ese punto «conservador» acerca de que alguien se enriquece con una medicación efectiva, pero hay otras cosas más profundas.

Comunidades que se unen, comunidades en las que las personas se cuidan entre sí de manera efectiva al mantenerse alejadas, lavarse las manos, aislarse voluntariamente si tienen síntomas o piensan que podrían haberlo hecho; esas comunidades van a sobrevivir y prosperar.

Mientras tanto, las comunidades dominadas por la negación plutoniana y la combinación de Eris de egoísmo e ira sufrirán desproporcionadamente.

Las naciones que ayudan a apoyar a las personas en esos buenos comportamientos, haciendo que esos comportamientos sean lo más fácil posible, superarán este desastre con un recuento de cuerpos mucho más bajo que los países dominados por leyes, costumbres e instituciones más egoístas, o naciones así atrapados en sus habituales costumbres sociales «conservadoras» que no pueden adaptarse al cambio.

Colectivamente, creo que Covid-19 es fundamentalmente una manifestación de la cuadratura de Plutón-Eris. El propósito evolutivo subyacente esencial de la configuración es darse cuenta de que el egoísmo, tanto en los individuos como en las naciones, acaba de chocar con su propio juego final. El mito del individuo robusto e independiente separado de todos los demás finalmente ha golpeado la pared. Como hemos visto, todos estamos juntos en esto. Negar esa realidad simplemente ya no funciona de manera práctica para nadie. Cualquiera que lo niegue tiene más probabilidades de enfermarse. Incluso el dinero no puede mantener a nadie a salvo. Nuestra ira entre nosotros, nuestras divisiones, nuestra brutal competitividad, nuestra sensación de que las fronteras nacionales reflejan alguna ley inmutable de la naturaleza, todo eso se está derrumbando en este momento ante nuestros ojos.

Incluso los políticos deben unirse para elaborar una estrategia de supervivencia. Deben superar este modelo «basado en los fanáticos» de alentar a su propio partido político como si el gobierno fuera la Liga Nacional de Fútbol.

¿Aprendemos la lección o «golpearemos al niño»? El universo ha establecido la pregunta. Nos está presionando a todos. No se irá

La respuesta que elegimos dar es la nuestra.

Escucha el podcast (en inglés) aquí

Steven Forrest

Traducido por Mónica Gobbin con permiso del Autor

(*) nota de la traductora

(1) Capricornio esta relacionado con el Invierno en el Hemisferio Norte

(2) El acting out es una forma “mostrativa” de presentación del padecimiento, que se caracteriza por su condición desafiante o, para decirlo con una expresión de Lacan, de “trampantojo” (trompe l’oeil) para el analista, quien puede extraviarse fácilmente con aquello que se muestra de un modo facilitado. (de Luciano Lutereau)

 

4 Comments

  1. LuisLeon
    26/03/2020
    • monicagobbin
      27/03/2020
  2. Orlando López Morales
    30/03/2020
    • monicagobbin
      30/03/2020

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.