fbpx

Astrología para el 2020: El año del «GRAN CAMBIO O REINICIO COLECTIVO».

Astrología para el 2020: El año del «GRAN CAMBIO O REINICIO COLECTIVO»

Desde hace unas décadas, es costumbre que muchos profesionales de la Astrología, preparen los horóscopos para el próximo año calendario. Tu sabes que no soy «horoscopera» y eso de «Sagitario: prepara la valija que vas a tener una gran aventura…» no me refleja. Con las brevedad que nos han impuesto las redes sociales, muchas veces el producto se asemeja a un resumen de los aspectos planetarios más sobresalientes del año. No suelo hacerlo siempre, pues prefiero recordar la energía de ese aspecto más cerca del momento.

Todo bien hasta que mi amiga Laura González me invita a su podcast sabatino «Paganos del Mundo«, bajo el título «Astrología del 2020…». Allí, ante la multiplicidad de factores que se juegan este próximo año gregoriano, decido poner todo para que puedan agendar y prepararse para estos tránsitos. Lo que sigue no está escrito para «asustar». El gran aporte de la Astrología.

¿¿Qué nos depara el próximo año gregoriano?? (Siéntate bien, es largo….pero vale la pena leerlo)

La astrología es la ciencia de los ciclos. En cada carta natal, en cada gráfico, los aspectos o ángulos que separan los planetas pueden encuadrarse cada uno de ellos, en un momento de un ciclo determinado. Estamos acostumbrados a hablar de revolución solar, que es el análisis de un ciclo solar, generalmente personal, de un cumpleaños a otro. O en cuanto a planetas lentos, hablamos del tránsito de ese factor por las casas o ámbitos de la carta natal. Para la Astrología Mundana las transformaciones en el colectivo, los cambios sociales, son referidos a los ciclos de los planetas lentos Júpiter a Plutón. Y durante el año 2020 se produce el cierre y comienzo de grandes ciclos. Algunos autores lo llaman el GRAN CAMBIO O REINICIO COLECTIVO.

Cerrando el año 2019, el eclipse de Sol del 26 de diciembre, visto desde Astrología Védica, usando el zodiaco sidéreo, se presenta una configuración, un tanto abierta del Nodo Sur (Ketu) y Saturno. Ketu tiene un significado de «peste» o enfermedad. Junto a Saturno, se podría pensar en un problema sanitario importante, posible epidemia. Con lo cual podríamos comenzar el año, con una parte del mundo complicada por alguna enfermedad con con gran impacto en la población. Habria que ver en cada país, que probabilidades hay de una complicación sanitaria.

En el año 2020, tres ciclos planetarios muy importantes se completan y comienzan de nuevo, creando un restablecimiento de la sociedad y el inicio de «La Gran Transformación» que tendrá lugar durante la próxima década, 2020-2030.

Si bien no se dará exactamente que los tres astros hagan conjunción exacta simultáneamente (aunque sí coincidirán los tres en Capricornio), sí ocurrirán las conjunciones de Júpiter y Saturno, Júpiter y Plutón, y Saturno y Plutón, todo esto en 2020, año clave para que en el mundo entero se produzca una intensa ola de reestructuración.

La conjunción es el momento más intenso de un ciclo combinado pues, como se ha dicho, señala el inicio de una relación que se desarrollará a lo largo de los años siguientes. Hay que señalar que en los raros momentos históricos que participan tres o más planetas lentos en un inicio de ciclo, son de esperar cambios especialmente significativos. Esto es lo que ocurrió entre 1988 y 1991 con la triple conjunción de Saturno-Urano-Neptuno en Capricornio, evento que solamente tiene lugar cada 500 años y que tuvo su momento álgido en 1989 cuando Júpiter hacía oposición a estos tres planetas desde el signo de Cáncer. Recordemos que fue precisamente en esas fechas cuando cayó el muro de Berlín y se inició la desintegración de la Unión Soviética, dando lugar a una nueva correlación de fuerzas en el orden mundial y a la desaparición de la llamada guerra fría entre los USA y la URSS

¿Cómo medimos y enfocamos estos ciclos? Desde una visión geocéntrica. No es porque no sepamos de Copérnico. Pero la visión de la astrología occidental es mayoritariamente “geocéntrica”, desde aquí en la Tierra, miramos el Cielo. Como es arriba es abajo….¿Cómo los medimos?? En general hablamos de ciclos sinódicos. La palabra sinódico es derivada de del griego sýnodos ‘reunión’. Y el comienzo de esta reunión es cuando dos planetas lentos concurren en el mismo grado zodiacal. Y finaliza cuando vuelven a encontrarse en otro punto. Durante el tiempo transcurrido, van presentando momentos marcados por sus distintos ángulos. Cada uno de ellos tiene su interpretación.

  • El ciclo Saturno-Plutón se produce el 12 de enero de 2020, terminando un ciclo que ha comenzado el 7/11/1982 e iniciando un nuevo ciclo de casi 34 años. El próximo será el 15 de junio de 2053. Este ciclo se da al mismo tiempo que un ciclo Ceres-Plutón. Al día siguiente se produce un ciclo Sol-Ceres, mucho más corto. Pero es interesante pensar que el 12 de enero hay una seguidilla de planetas desde el 21 Capricornio hasta el 23 Capricornio, o sea bien juntitos. Sol-Ceres-Saturno-Plutón-Mercurio

Saturno y Plutón son dos de los planetas más temidos en nuestro sistema solar y a principios de 2020, se están reuniendo en un punto del zodiaco.

Saturno significa límites, limitaciones y miedos. Plutón tiene que ver con extremos, deformaciones y distorsiones. En conjunto, se mezclan sus significados. Saturno es llevado a los extremos plutonianos, mientras que Plutón concreta y se da cuenta. Saturno es envenenado o hecho «radiactivo» por Plutón. Júntalos y obtendrás un complejo planetario que engloban problemas de gravedad extraordinaria: miedos apocalípticos, odios indomables, sistemas de opresión.

Uno de los mejores resúmenes de Saturno-Plutón que existe en cualquier parte está en la Parte V: Ciclos de crisis y contracción, de la obra maestra de Richard Tarnas «Cosmos y psique». Históricamente este ciclo ha coincidido con abusos de los derechos humanos, discriminación racial, genocidios, terrorismo, grupos de odio, fascismo, guerras mundiales, guerras frías, conflictos intratables, enfermedades, etc.

“Las alineaciones sucesivas del ciclo Saturno-Plutón coincidieron con períodos históricos especialmente desafiantes marcados por una cualidad generalizada de contracción intensa; épocas de crisis y conflictos internacionales, empoderamiento de fuerzas reaccionarias e impulsos totalitarios, violencia organizada y opresión, todo a veces marcado por efectos traumáticos duraderos. Una atmósfera de gravedad y tensión tendía a acompañar estos períodos de tres a cuatro años, al igual que una sensación generalizada de cierre de época; «El fin de una era», «el fin de la inocencia», la destrucción de un modo de vida anterior que, en retrospectiva, puede haber estado marcado por una indulgencia, decadencia, ingenuidad, negación e inflación generalizadas. La transformación profunda fue un tema dominante … «Richard Tarnas, Cosmos y Psique

La conjunción de Plutón puede verse como un «retorno global de Saturno» o naturaleza kármica que se aplica a todo el mundo.

  • El ciclo sinódico de Júpiter-Plutón ocurre el 5 de abril de 2020, iniciando un nuevo ciclo de 12.5 años. Este es también un Ciclo compuesto con el asteroide Pallas. 24° de Capricornio

La segunda conjunción de 2020 es potencialmente mucho más optimista y creativa, aunque no sin un lado oscuro. En el mejor de los casos, Júpiter-Plutón tiene que ver con la sanación positiva y la regeneración. Significa nuevos comienzos optimistas, probablemente aquí en relación con los mundos capricornianos quebrados de la economía y la política. Es probable que en este momento se inicien muchos impulsos enormes para el éxito, la mejora y el logro en la búsqueda de la excelencia. Asumir una responsabilidad genuina es un tema clave, pero un celo reformista y una obsesión con el poder podrían ser problemáticos. Es posible que sea necesario eliminar lo viejo a medida que las organizaciones y las burocracias profundizan en sus raíces, sacando a la luz aspectos ocultos o secretos de la realidad.

  • El ciclo sinódico Júpiter-Saturno ocurre el 21 de diciembre de 2020, iniciando un nuevo ciclo de 20 años. En 0°29’ de Acuario.

El ciclo de Júpiter-Saturno está tradicionalmente relacionado con coyunturas socio-económicas, culturales e ideológicas. La conjunción de estos planetas se produce cada 20 años y señala el inicio de un ciclo social marcado por los valores del signo en que se encuentran. Pero la conjunción Júpiter-Saturno en 2020 no es “una conjunción más”. Durante 10 conjunciones consecutivas los encuentros entre Júpiter y Saturno se repiten en un mismo elemento, para cambiar al elemento siguiente una vez transcurridos unos 200 años. El recorrido sigue el orden natural de los cuatro elementos Fuego-Tierra-Aire-Agua, por lo que pasan unos 800 años (200 x4) antes de volver a iniciar una secuencia en el mismo elemento. Este ciclo recibe el nombre de la “Gran Mutación” y marca el inicio de grandes cambios sociales relacionados con el elemento implicado, que tendrán vigencia en los 200 años siguientes.

En la actualidad estamos acabando un ciclo de 200 años en el elemento Tierra que se inició en 1802 coincidiendo con la Revolución industrial. Algo que generó enormes transformaciones productivas, económicas y sociales, y asentó el sistema capitalista moderno. La última conjunción Júpiter-Saturno de este largo ciclo en elemento Tierra, tuvo lugar en mayo del año 2000 en el signo de Tauro. Y la próxima conjunción será el 21 de diciembre de 2020 en el signo de Acuario, iniciando en ese momento un ciclo de 200 años en el elemento Aire. Cabe señalar que en 1981 hubo una “conjunción aislada” en el elemento Aire (en Libra) como anticipando algo de lo que nos puede traer el próximo ciclo.

Los ciclos de Júpiter-Saturno afectan a la política, la economía, la cultura y los gobiernos, pero mientras los periodos de 20 años en un mismo elemento señalan variables de un mismo proceso, los cambios de un elemento a otro al cabo de 200 años (como en 2020) cambian la vibración de fondo en el ámbito psico-social colectivo de forma destacada. La excepcionalidad de este momento está subrayada por el hecho de que la conjunción Júpiter-Saturno tiene lugar en el signo de Acuario (su último encuentro en este signo fue en 1405) cuando todos los indicios señalan que nos encontramos en plena transición de la Era de Piscis a la Era de Acuario.

Estos dos ciclos: Saturno-Plutón y Júpiter-Plutón incluyen un aspecto más, Plutón sigue en cuadratura a Eris. El ciclo de Plutón-Eris ~ 359 años que comenzó en 1757 DC, en el momento del inicio del sistema financiero global. El último trimestre del ciclo de Plutón-Eris comienza en agosto de 2020.

El área más prominente que afectaría la cuadratura de Plutón-Eris es la economía global y el sistema financiero global con Plutón directamente asociado con las Plutocracias y Oligarquías, y con Eris exponiendo actividades clandestinas en estos sistemas, y la cuadratura menguante demarca el tiempo para el cambio en el ciclo de Plutón-Eris, que se caracteriza por «quitar las máscaras» y «arar debajo de los cultivos». ¿Quieres saber más sobre estos factores? Haz click aquí!!

– La conjunción de Plutón, Júpiter y Saturno es un soplo de cambio alucinante. Este es el “super transformador

Y por supuesto… vamos por los eclipses del año:

Hmmmm! Vamos a tener seis eclipses durante 2020. Cuatro lunares y dos solares, uno de ellos total. Años como ese son difíciles, porque exigen muchos ajustes en un período de tiempo muy pequeño. Y hablo de ajustes y no catástrofes….

Un eclipse es uno de los eventos más importantes en astrología. Aunque suceden varias veces al año y se dan todos los años, la energía de un Eclipse puede persistir durante meses y, a menudo, desencadenar los temas y las lecciones de nuestro viaje del alma. Los eclipses todavía siguen dando cierto miedo. Están asociados con la incertidumbre y lo inesperado; a menudo marcan puntos de inflexión y crisis, saltos evolutivos realizados sin la conocida red de seguridad de lo familiar.

Por lo general, un eclipse solar es un momento de nuevos comienzos y oportunidades, mientras que un eclipse lunar será un momento de liberación y liberación.

Son lunaciones «especiales», por la alineación con los Nodos Lunares. Un eclipse en una luna nueva se conoce como eclipse solar. Son un espectáculo de crecimiento personal y comunitario. Como puede notarse, alrededor del tiempo del eclipse, todo – eventos, sentimientos, pensamientos – adquieren una calidad más espiritual. Un eclipse en una luna llena se conoce como eclipse lunar. Estos eventos siempre ocurren al mismo tiempo que la luna llena. Este es el planeta que rige nuestros deseos subconscientes y nuestras vidas emocionales. Es el planeta que está más estrechamente asociado con nuestra intuición, nuestra capacidad de nutrir (tanto a los demás como a nosotras mismos).

La Luna Llena es un tiempo de cosecha, de cosechar lo que hemos sembrado y de tirar las malas hierbas. Todo lo que hemos plantado y que no ha crecido correctamente necesita ser arrancado y tirado, para comenzar de nuevo, O debemos echar un vistazo a lo que necesita más cuidado y cuidado para crecer de la manera que queremos.

Por lo tanto, el eclipse lunar es un momento en el que nos vemos obligadas a cambiar de manera interna. tener en cuenta las formas en que nos estamos fallando y deshacernos de estos patrones. Si has estado esperando que una relación mejore al esperar que la otra persona cambie, el eclipse lunar le presentará los hechos; que necesitas aceptar a la otra persona o cambiarte a ti mismo. O dejar esa relación…

Los eclipses magnifican las cosas y a menudo traen cambios o eventos innegables a nuestras vidas. También pueden señalar puntos de inflexión que ayudan a guiarnos en la dirección correcta. Se pueden hacer sentir sus efectos al menos un tiempo antes y un tiempo después, sin embargo, también pueden actuar como desencadenantes de procesos que pueden durar durante muchos meses. Nos colocan donde necesitamos estar, a veces incluso antes de darnos cuenta por nosotros mismos. Esto a veces puede ser algo desafiante.

El Nodo Norte (verdadero*) va a recorrer los siguientes grados en 2020: del 8º Cáncer 23 ′ a 19º Géminis 52 ′. El eje Nodal deja el eje Cáncer-Capricornio y entra en el eje Géminis-Sagitario el 5 de mayo de 2020. Si tu signo solar es Géminis o Sagitario, el Universo ha querido que sigas adelante. Este período de dos años impulsa a moverse.  Los eclipses traen energía innovadora a nuestras vidas, y eclipses más amables como estos demuestran que no todo crecimiento tiene que ser doloroso.

Cambian nuestra conciencia..qué debemos trabajar con este cambio de Eje: NN en Géminis (el potencial que debemos desarrollar) Géminis gobierna la mente, el pensamiento, la comunicación y Sagitario, NS (lo que debe ser liberado / dejado atrás). la búsqueda de la verdad, la comprensión y el significado, nuestra visión de la vida. Pero como el Nodo Sur va a transitar Sagitario, el mensaje es dejar lo negativo de este signo: el dogmatismo, rigidez, fanatismo intelectual o religioso.

Aquí van las fechas, más información será entregada en su momento. En la solapa de «Astro Básicos», tienes más información sobre los tipos de eclipses…

Eclipse Lunar Penumbral: 10 de enero de 2020, a 20° Cáncer 00 ′

Eclipse Lunar Penumbral: 5 de junio de 2020, a 15° Sagitario 34 ′

Eclipse anular Solar: 21 de junio de 2020, a 0° Cáncer 21′

Eclipse Lunar Penumbral: 5 de julio de 2020, a 13° Capricornio 38 ′

Eclipse Lunar Penumbral: 30 de noviembre de 2020, a 8° Géminis 38’

Eclipse Solar: total 14 de diciembre de 2020, a 23°Sagitario 08′

Y los retrógrados??? En 2020, Venus y Marte acompañan a Mercurio….

1er. Ciclo retrógrado de Mercurio del 16 de febrero al 9 de marzo de 2020, en los signos de Piscis y Acuario: del 12° 53′ Piscis al 28°13′ Acuario

2do. Ciclo retrógrado de Mercurio del 18 de junio al 12 de julio de 2020, en el signo de Cáncer: 14° 46′ Cáncer a 5° 30′ Cáncer

3er. Ciclo retrógrado de Mercurio del 13 de octubre al 3 de noviembre de 2020, en los signos de Escorpio y Libra: del 11°40′ de Escorpio a 25°54′ Libra

-Ciclo retrógrado de Venus del 13 de mayo al 25 de junio de 2020: del 5°20′ al 25°50′ de Géminis

-Ciclo retrógrado de Marte del 9 de septiembre al 13 de noviembre de 2020: del 28°08’ de Aries al 15°14’.

Gracias y bendiciones!

Mónica Gobbin

* Los términos Nodo verdadero y Nodo medio se refieren al mismo factor «Nodos lunares». Verdadero y medio son dos formas diferentes de calcular los nodos de la luna.

En realidad, los nodos se bambolean un poco. Una vez que los astrónomos obtuvieron instrumentos lo suficientemente sensibles como para medir este bamboleo, comenzaron a trazar su curso y llamar a esta posición el Nodo Verdadero. Aunque los Nodos se mueven alrededor del Zodiaco en dirección retrógrada, el Nodo Verdadero a veces es directo. El nodo medio siempre es retrógrado.

No hay acuerdo entre los astrólogos sobre cuál es mejor usar en el análisis de cartas. Hay argumentos válidos que respaldan la elección de usar cualquiera de los dos. Nunca están a más de unos pocos grados de distancia, por lo que rara vez hace la diferencia.

8 Comments

  1. gustavo ortiz
    20/02/2020
    • monicagobbin
      21/02/2020
  2. pola
    14/04/2020
    • monicagobbin
      15/04/2020
  3. Elizabeth
    24/04/2020
  4. Claudia
    28/04/2020

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.