fbpx

¿Día de los enamorados? Lupercales o el origen pagano del remanido «san valentín»…(si!!! con minúscula!!)

¿Día de los enamorados? Lupercales o el origen pagano del remanido «san valentín»…(si!!! con minúscula!!)

Lupercalia, lienzo de Andrea Camassei

Hace unos cuantos años, las personas en Argentina solían celebrar el «Dia de la Novia», el primer domingo de abril. Sin referencias «patronales» y con el regalito obligado, las parejitas de entonces festejaban ese día, sin complicarse mucho en los orígenes. Con el tiempo, fuimos adoptando mansamente, Halloween y San Valentín. Con esta última celebración compramos la historia de un personaje que nunca existió. Cómo otros del santoral.  Lo más interesante es que un día dedicado al amor romántico, venéreo…..dónde muchas personas esperan la bendición de la pasión….sea patronizada por una suerte de defensor de la inocencia virginal (en términos cristianos), pues Valentín realizaba supuestamente matrimonios  entre jóvenes. Sin registros de su existencia, se genera una leyenda romántica, que nos impulsa a gastar y salir del presupuesto por una noche de ese amor…..aunque el resto del año sea un culebrón.

¿Qué eran «las lupercales»?

Sin embargo, siguiendo la evolución de como la iglesia se fue imponiendo, apropiándose de celebraciones paganas, podemos pensar que este santo devino a ser una “estrategia” cristiana para sustituir la costumbre pagana de las Lupercales, las cuales se celebraban entre los días 13 y 15 de febrero —días en que, supuestamente, las aves eligen a sus parejas— y rendían culto a Lupercio, un dios menor y patrono de los pastores, que también se asociaba con la fertilidad. Estas fiestas eran uno de los rituales (1) de la antigua Roma con más carga sexual y cuya finalidad era la exaltación de la fertilidad, que cada 15 de Febrero se realizaban en torno al monte Palatino. Su nombre deriva de lupus (lobo), en referencia al Fauno Luperco, romanización del griego Pan, dios de los bosques, la agricultura y el pastoreo. Luperco era el dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina desenfrenada, dotado de una gran potencia y apetito sexual.

Cada año, se elegía de entre los miembros más ilustres de la ciudad, a una congregación especial de sacerdotes, los Lupercos o Luperci (Sodales Luperci, «amigos del lobo»). Debían ser en su origen adolescentes que durante el tiempo de su iniciación en la edad adulta sobrevivían de la caza y el merodeo en el bosque. Era por aquel entonces un tiempo sagrado y transitorio en que se comportaban como lobos humanos. Se reunían el 15 de febrero en la recién encontrada gruta (más tarde llamada Ruminal, en honor a Rómulo y Remo) del monte Palatino (la colina central en donde, según la tradición, se fundó Roma​).

Según la tradición, fue en este lugar donde Fauno Luperco, tomando la forma de una loba, Luperca, había amamantado a los gemelos Rómulo y Remo, y en cuyo honor se hacía la fiesta. También cuenta la tradición que allí había una higuera cuyas raíces habían detenido la cesta en cuyo interior se encontraban los gemelos Rómulo y Remo. ​Bajo la sombra de esta venerable higuera, llamada Ruminalis, comenzaba la fiesta con una ceremonia oficiada por un sacerdote en la que se inmolaba una cabra. Después ese mismo sacerdote tocaba la frente de los luperci con el cuchillo teñido con la sangre del sacrificio y a continuación borraba la mancha con un mechón de lana impregnada en leche de cabra. Éste era el momento en que los lupercos prorrumpían en una carcajada ritual. A continuación, se formaba una procesión con los lupercos desnudos que llevaban unas tiras o correas hechas con la piel de la cabra recién inmolada y con ellas azotaban manos y espaldas de las mujeres que encontraban en el camino dispuestas a ser parte de la ceremonia; era el ritual para la fecundidad. Se consideraba además que esto era un acto de purificación, la así denominada februatio.

La gran carga sexual de la anterior festividad para el cristianismo emergente hizo que el Papa Gelasio I la prohibiera en el año 494. Este ritual anual para la fertilidad que tantos ansiaban fue sustituido por la conmemoración del martirio de San Valentín el 14 de febrero del año 270.

Gracias y bendiciones!!!!!

Bibliografía:

Ovidio, Fasti II (267,300)

Guillén, José: » Urbs Roma. Vida y costumbres de los romanos III. Religión y ejército». Ediciones Sígueme, Salamanca, 1994

(1) Cultos y festividades sexuales romanas:

a.-El culto al falo en la antigua Roma

b.- Las Bacanales

c.- Las Lupercales

d.- Las Floralia

e.- Veneralia

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.