fbpx

Plutón -Eris

Plutón – Eris

Hubo un tiempo en que se pensaba que Plutón era el planeta que terminó con los límites de nuestro sistema solar. También se lo asoció con la muerte y la destrucción. Ahora podemos comprenderlo en mayor medida, tanto astronómicamente como astrológicamente. Con el descubrimiento de Eris y, posteriormente, muchos más planetas en órbitas más allá de Plutón, estamos invitados a explorar y encarnar reinos de conciencia mucho más trascendentes que los de Plutón, mientras estamos vivos.

Aunque Plutón fue reclasificado, algunos dicen que fue degradado, a la categoría de Planeta Enano, en realidad, Plutón fue elevado en estatura, para ser reconocido no como un planeta que simplemente delinea finales y muerte, sino como un guardián y escolta a niveles más profundos de auto-empoderamiento. Plutón nos ruega que nos demos cuenta de que este núcleo de poder está dentro de uno mismo, en lugar de ser algo que se adquiere a través del dominio y el control sobre otros o recursos, o peor aun juzgando y condenando a otros. Hasta que tomemos conciencia, Plutón continuará deconstruyendo patrones y actitudes de comportamiento inmaduros y autodestructivos que nos limitan de despertar al poder interno. Plutón nos enseña a mirar dentro de nuestro interior más oscuro, para encontrar nuestro núcleo de fuerza creativa. Luego, Plutón nos enseña a demostrar el uso de esa fuerza en formas que empoderan a los demás y que nos despiertan a nuevas perspectivas del potencial humano, la conciencia y la experiencia que esperan ser realizadas.

Eris es un arquetipo de guerrera femenina muchas veces comparada al personaje de la serie televisa Xena, no teme ni duda en intervenir y exponer una verdad oculta mayor. Eris aborrece, provocará y desafiará los supuestos que hacemos sobre la realidad de una situación cuando se basa en la simulación. Eris provoca cambios al alterar el statu quo, al despertar y desafiar nuestras defensas egoicas. Eris expondrá los asuntos clandestinos. Ella abre los ojos para ver lo que cubren las mentiras, a menudo revelando algo engañoso, vergonzoso, feo o simplemente un comportamiento inaceptable, a menudo impulsado por la codicia o el orgullo inflado.

Aunque Eris puede crear una conmoción perturbadora, alterando nuestros escenarios de vida existentes, limitantes y anticuados, impulsa un proceso de desarrollo interno para exponer, principalmente a nosotros mismos, falsas creencias, puntos de vista y juicios sobre nosotros mismos que motivan nuestros patrones de comportamiento y limitan nuestra evolución. Al hacerlo, nos queda redefinir y reorganizar nuestra visión del mundo para abarcar una realidad mucho más vasta, una visión más adecuada para nuestra conciencia en rápida expansión sobre el lugar de nuestro mundo en el cosmos, sin mencionar los varios descubrimientos arqueológicos recientes de civilizaciones que se remontan más de 10,000 años e incluso en la última edad de hielo, que está cambiando la historia mundial tal como la conocemos. La discordia que Eris crea a menudo resulta en un resultado positivo a largo plazo. Sus interrupciones pueden catalizar y dar lugar a cambios vitales en nuestras vidas que de otro modo no iniciaríamos por nuestra cuenta, o al impulsarnos a emprender nuevos caminos que conduzcan a resultados más satisfactorios.

Eris tiende a perforar o abrir nuestra burbuja actual de percepción a través de la cual vemos y experimentamos el mundo para ver más allá de los límites finitos de nuestra percepción actual, más allá de los límites que ponemos sobre nosotros mismos. Esta «burbuja de percepción» es literalmente una envoltura energética alrededor de uno mismo con una superficie reflectante interna. Por lo tanto, lo que llamamos realidad es simplemente una imagen proyectada hacia nosotros desde esta superficie que separa lo que sabemos de lo que no sabemos. Esta es nuestra «realidad conocida».

Describimos esta imagen con palabras reunidas en un lenguaje, que defiende y sostiene nuestra realidad conocida cuando, en esencia, simplemente describimos lo que aún no sabemos. En términos de física, el espacio esférico interno de esta burbuja se conoce como nuestro «campo cercano». Define el alcance de nuestro aura energética o campo de conciencia. A medida que expandimos nuestra conciencia, los límites de esta burbuja, estamos expandiendo nuestro campo cercano. También es posible proyectar nuestra conciencia fuera de nuestra burbuja, algo así como la recolección de información o hacer excursiones para explorar otros reinos más allá de nuestra realidad conocida, tanto en el tiempo como en el espacio. Finalmente, si disolvemos nuestra burbuja de percepción, nos convertimos en seres ilimitados con una conciencia omnisciente.

Gracias y bendiciones!

Mónica Gobbin

2 Comments

  1. Eugeni
    16/12/2019
    • monicagobbin
      19/12/2019

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.